Wellness

"Oído de nadador": Recomendaciones para evitar sufrir infección en el oído

La infección del oído provoca dolor, inflamación y secreción purulenta
miércoles, 21 de septiembre de 2022 · 18:50

Ciudad de México.-  Mar rima con nadar, no obstante, también rima con un fenómeno muy frecuente: el "oído de nadador", por desgracia. Entonces, ¿Cuáles son los síntomas y cómo evitarlo? Te compartimos algunos consejos.

Este es probablemente uno de los mayores temores de los vacacionistas: las infecciones de oído. Fiebre, disminución de la audición, irritabilidad... Todos estos síntomas son sugerente de esta condición que es muy común, especialmente durante el período de verano.

Hay diferentes formas de infecciones del oído. La más común es la otitis externa, también conocida como "oído de nadador". Este último se caracteriza por una inflamación externa del conducto auditivo. Se debe a que el agua se estanca en el conducto auditivo del oído, es decir el pequeño conducto que lleva al tímpano. Entonces, proliferarán las bacterias y darán como resultado la otitis.

El fenómeno de la "otitis del nadador" afecta especialmente a los niños durante el verano y puede manifestarse de varias formas. Si aún no conoces cuáles son las señales, échale un vistazo a la siguiente lista para que sepas reconocer la afección. Ante cualquier duda, sugerimos, ante todo, consultar a un especialista de la salud.

-Enrojecimiento.

-Comezón.

-Dolores.

-Inflamación.

-Secreción purulenta con mal olor.

-Pérdida auditiva en casos excepcionales.

¿Cuáles son las recomendaciones para evitar la aparición de infecciones del oído nadador?

Si bien estas infecciones del oído son desagradables, no son contagiosas. Así que no te preocupes, puedes convivir sin ninguna preocupación con alguien que tenga otitis. Hay varias formas de evitarlos. Recomendamos secarse bien los oídos después de cada chapuzón, con un secador de pelo por ejemplo.

Otra genial sugerencia es usar tapones de los oídos. Y, aunque sea muy divertido, evita meter la cabeza bajo el agua, de lo contrario corres el riesgo de agravar la infección de oído. Si es demasiado tarde y ya te sumergiste, lo ideal es que al salir de la alberca inclines la cabeza hacia la derecha y luego hacia la izquierda para que los conductos auditivos se depuren.

Fuente: Todo para Ellas
 

Otras Noticias