Wellness

Por esta importante razón tienes que cambiar tu cepillo tras enfermarte

Un cepillo viejo y en mal estado le da la bienvenida a enfermedades periodontales
viernes, 5 de agosto de 2022 · 12:54

Ciudad de México.- ¿Con qué frecuencia cambias tu cepillo de dientes? Si es una pregunta que no sueles plantearte y simplemente lo sustituyes cada vez que te acuerdas, entonces presta atención a la información que hoy preparamos para ti. Esta herramienta de higiene personal debe renovarse varias veces al año para que la limpieza siga siendo efectiva, pues de poco sirve que lo uses si está desgastado o en malas condiciones.

De acuerdo con el portal Serzen, el cepillo dental debe de cambiarse por cada estación del año. Así que deberías de tener uno nuevo en primavera, verano, otoño e invierno. De esta manera no olvidarás reemplazarlo. Por otra parte, fíjate en los detalles de la pieza. Así podrás identificar cuando ya no es de más utilidad. Una de las señales es que las cerdas estén torcidas, aplastadas o hayan perdido firmeza. La segunda, que el cabezal o el mango luzcan deteriorados. 

De igual manera es importante que sepas cómo cuidarlo. Por ejemplo, tras cada cepillado, asegúrate de enjuagarlo bien y sacudirlo energéticamente para que el agua quede atrapada en los filamentos. A la par, guárdalo en un sitio abierto, pero alejado de una fuente de calor, del inodoro y de otros cepillos dentales. Bajo ningún pretexto le coloques el capuchón al cepillo dental, pues mantiene la humedad y favorece el crecimiento bacteriano.

Otro indicio de que ha llegado el momento de cambiar tu cepillo es luego de haberte enfermado. Piensa que al haberte contagiado de gripa y tos, los virus terminan alojándose en el cepillo y aunque se use pasta, ésta difícilmente va a eliminarlos. Si además el cepillo se almacena en un recipiente compartido, la enfermedad puede transmitirse al resto de las personas en el hogar. Es por ello que se sugiere guardarlo en un sitio apartado y reemplazarlo luego de superar la infección. Si el cepillo es eléctrico, basta con quitar el cabezal y colocar uno nuevo.

Durante el tiempo que se extienda la enfermedad, se le recomienda al paciente que enjuague su cepillo con una solución desinfectante con agua oxigenada, según explica Gonzalo Órdenes, académico de la Escuela de Odontología Universidad Diego Portales.

Fuente: Todo para Ellas

Otras Noticias